COMER PLANTAS NUNCA FUE TAN RICO